Amor poliédrico

image1–¿Qué es amar?

–Querer, querer muy fuerte.

–¿Como quieres tú a papá?

–Sí. Y papa a Ray. Y Ray a Marta. Y como te amamos todos a ti.

Mi nombre es David, tengo treinta y un años. Informático, ateo y poliamoroso. Me criaron en un chalet donde siempre hubo un mínimo de tres adultos conviviendo y respetándose. Fui al colegio como todo hijo de vecino, pero allí nunca hablaba de mis abuelos, tíos o primos. Sabía que los tenía, pero igual los veía una vez al año. Sin embargo, muchos sábados en mi casa se celebraban comidas cuyo resopón se alargaba hasta el domingo por la noche. Crecí rodeado de adultos que se amaban entre ellos y que amaban amar. Puedo decir que tuve dos padres, el mío biológico y Ray, que era el otro hombre al que mi madre y mi padre amaban. Vivió dieciséis años bajo el mismo techo que yo, unos cuantos de ellos acompañado por su pareja Marta. A pesar de que nunca los vi, ya de adolescente intuí que muchas veces tenían sexo todos juntos, al menos Ray, papá y mamá, y también por parejas. Y siempre se respetaron. Yo en mi casa apenas recuerdo alguna discusión. Siempre había alguien pendiente de mí que me recogía en clases de taekwondo, me ayudaba con los deberes, me hacía la cena o jugaba conmigo a la Play Station. No recuerdo una noche a solas en mi casa hasta que tuve diecisiete años.

Ya de niño entendí que mi padre, mi madre, Ray y Marta estaban juntos porque se querían, porque se llevaban muy bien, porque les apetecía y porque no permitieron que ninguna norma social les marcase a quién y, sobre todo, a cuántos debían amar ni qué forma debía tener su familia. Por lo tanto, yo nunca he interpretado el amor como el amor romántico que tanto se nos muestra en la ficción, ya sea en películas o novelas, sino como algo mucho más natural. Yo amo a casi todas las personas que me rodean, a unas porque me hacen reír, a otras por su inteligencia, a otras porque me siento bien cuando estoy con ellas, o porque me gusta trabajar con ellas. Siendo esto así como es para mí, podría establecer relaciones con muchas de ellas a la vez, sexo incluido, sin tener que elegir a una y excluir de mi vida sentimental a las demás.

Creo que en mi generación entienden mucho menos el poliamor que en la de mis padres. Yo no busco tener relaciones fuera de mi pareja. Es simplemente natural y bonito que necesitemos entregarnos a más de una persona, siempre dentro del respeto, cariño y amor hacia todas las personas involucradas.

La última mujer a la que intenté explicarle que el poliamor no es una excusa para tapar infidelidades, si no todo lo contrario que sirve para abrirse y darle a todo el mundo lo que se merece, tardó cinco minutos en salir de mi casa y de mi vida para siempre.

–¿Y cuántos tíos se merecen que yo les coma la polla entonces, eh? –me dijo exaltada mientras recogía su bolso.

–Eso has de decidirlo tú libremente. Está bien si necesitas sólo una persona a tu lado, pero quizá en algún momentos necesites dos, o tres, o cinco. Y a todas ellas quieras darles lo que se merecen a cambio de todo aquello que te aportan.

–Ya… y por lo visto tú necesitas un harén, como los jeques.

Como bien dijo Freud “Todos somos polígamos reprimidos”. Tú también –concluí la discusión mientras ella ya me daba la espalda cruzando la puerta de mi piso.

Desde entonces busco trabajo en Portland. He leído e investigado que es una ciudad muy abierta, progresista, gay-friendly y en la que no se estigmatiza ninguna forma de amar. Quiero rodearme de personas que se muestren como son y como sienten y no de gente que prefieren ser engañados y mirar hacia otro lado a aceptar que otra realidad amorosa y social es posible.

Un comentario sobre “Amor poliédrico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s